Qué es la eficiencia energética y cuáles son sus ventajas

queeseficienciaenergetica

Sin duda alguna, la eficiencia energética no es solamente un esfuerzo para proteger el medio ambiente, sino que también se caracteriza porque es la única forma de utilizar adecuadamente los recursos energéticos, que necesita la sociedad sin agotar al planeta.

La importancia es significativa y se traduce en la práctica en distintas formas muy tangibles que afectan al impacto ambiental y ahorro en las facturas. Estos dos beneficios protagonizan medidas administrativas como el certificado de eficiencia energética que busca promover el uso adecuado de la energía.

¿Qué es la eficiencia energética?

¿Qué es la eficiencia energética? Se define como la optimización del consumo energético para unas determinadas condiciones de confort. En este sentido, cabe destacar la implementación de ciertas medidas que minimizan las pérdidas de energía, consiguiendo un mayor ahorro y ajustando el consumo a las necesidades reales de los clientes.

La eficiencia energética y el medio ambiente van de la mano y es un asunto de prioridad absoluta en las agendas políticas. El carácter limitado de las fuentes de energía tradicionales, la dependencia de recursos externos, el aumento del precio y el impacto ambiental impulsan a generar propuestas que garanticen los recursos energéticos.

La creciente concienciación, no solo en el ámbito empresarial, sino también en los particulares, ha dado lugar a que las políticas de las administraciones públicas establezcan incentivos económicos, subvenciones y normativas en esta materia.

¿Cuáles son sus ventajas?

La eficiencia energética y su definición se relacionan con las numerosas ventajas y beneficios que ofrece. Sin duda alguna, es un recurso que cuenta con enormes ventajas porque es muy abundante y de bajo costo.

Ahorro económico

Para empezar, cuanto más alta es la calificación energética, más bajo será el importe de nuestras facturas. Hablamos aproximadamente de un 60 % de ahorro en los recibos de luz y gas.

En definitiva, la eficiencia energética se define como el uso eficiente de la energía. Lo que se traduce en una mayor optimización de la misma y la minimización de la pérdida que se genera.

Revalorización de la vivienda

Otro de los grandes beneficios tiene que ver con el valor de la vivienda. Obviamente, un inmueble optimizado tendrá un precio mayor que otro que no lo está. En términos económicos, el valor puede aumentar hasta un 25 % si se equipa con las mejoras energéticas apropiadas.

Mejora la salud

Como bien sabemos, los niveles excesivos de humedad pueden generar la proliferación de hongos, ácaros y bacterias con graves consecuencias para la salud.

Por esa razón, un buen sistema de ventilación natural que regule la humedad en las estancias es fundamental para conseguir los recuperadores de calor y la renovación del aire. Sin duda alguna, se genera un entorno más saludable.

Respeto por el medio ambiente

La eficiencia energética y el medio ambiente son dos aspectos claves. Hoy por hoy, el respeto al planeta y a los recursos que nos ofrece, no se cuestiona. Por esa razón, una mayor eficiencia energética consigue disminuir drásticamente las emisiones de gases con efecto invernadero. Además, nos permite frenar el consumo incontrolado de los recursos naturales.

En definitiva, la eficiencia energética es un factor clave a tener en cuenta en el ahorro de la factura, pero también en la preservación de nuestro planeta y el cuidado de los recursos naturales.

Artículos relacionados

¿Quieres comenzar a ahorrar en tus facturas?

Te llamamos y te explicamos cómo hacerlo GRATIS