Consejos para ahorrar energía en el trabajo: ahorros en la empresa

Consejos para ahorrar energía en el trabajo

Según un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el 50% de la energía consumida del sector servicios se realiza en edificios destinados a oficinas. Y esto implica un 40% de consumo energético a nivel mundial. Y esto significa muchas emisiones contaminantes a nuestro medioambiente. Por ello, seguir algunos de los consejos para ahorrar energía en el trabajo es importante si queremos reducir todos estos datos.

El ahorro de energía en empresas, al igual que ocurre en el hogar, conlleva multitud de beneficios para la economía de un país y contribuye a preservar nuestro medioambiente y los recursos naturales que tiene nuestro planeta. Es importante concienciarse de ello y por eso, vamos a ver qué podemos hacer para poner nuestro granito de arena.

Consejos para ahorrar energía en las empresas

El objetivo de una empresa es generar beneficios, y para ello, los ingresos deben ser superiores a los gastos. Y ¿qué mejor forma que aumentar las ganancias que ahorrar energía en la oficina?

Un plan de ahorro de energía en una empresa contribuye a conseguir los objetivos y, al mismo tiempo, contribuye a la sostenibilidad del planeta. Y esto no implica impedir que los empleados no enciendan las luces, se trata de establecer una serie de medidas que conciencien a las personas para utilizar la energía de forma responsable.

De esta forma, se contribuirá a mejorar la eficiencia energética. Y para ello, nada más fácil que seguir algunos de los siguientes consejos para ahorrar energía en el trabajo:

1. Utilización de equipos energéticamente eficientes:

Electrodomésticos, aparatos de climatización, hasta LED en iluminación. Todo ayuda a mejorar la eficiencia energética.

2. Usar la iluminación lo justo:

A lo mejor no es necesario tener siempre las luces encendidas y siempre que se pueda, aprovechar la luz natural.

3. Ventilar lo necesario:

En invierno y en verano, una ventana abierta implica tener los equipos de climatización más tiempo funcionando para conseguir una temperatura de confort.

4. ¿Es necesario tener los equipos de climatización encendidos cuando no se usa una sala?

5. Instalación de termostatos:

Con ellos, la climatización solo se pondrá en marcha cuando no haya el rango de temperatura programado. De esta forma, se consigue un ahorro considerable en la energía necesaria para ello.

6. Gestionar el consumo energético de los equipos:

Acciones como no dejar los ordenadores en stand-by, ajustar el brillo de las pantallas o utilizar salvapantallas oscuros tras una breve inactividad, puede ser un gran ahorro de energía en la oficina.

7. Uso responsable de impresoras y fotocopiadoras:

Un mismo folio puede ser usado por las dos caras. De esta manera, se gasta menos en papel y se contribuye en gran medida a la sostenibilidad del medio ambiente. Igualmente, con las funciones de ahorro de tinta o de impresión en blanco y negro, también se ahorra.

8. Usar todo lo que se pueda las energías renovables:

Y no solo se trata de instalar paneles solares, también pueden usarse calculadoras o cargadores solares que ahorran en electricidad.

9. Consumir el agua necesaria:

Y para ello, nada mejor que instalar sistemas de ahorro en cisternas y grifos.

10. Subir por las escaleras:

Dejar de usar el ascensor, ahorra mucha energía, además de que es bueno para mejorar la condición física y la salud.

 

Estos son algunos de los consejos para ahorrar energía en el trabajo, pero si nos ponemos a pensar, seguro que se nos ocurren muchos más. Y es que no solo se trata de ayudar a nuestra empresa a tener menos gastos, sino que además, contribuimos a no dañar el medio ambiente evitando generar muchas emisiones. Porque el planeta es de todos y es nuestra responsabilidad cuidarlo.

Artículos relacionados

¿Quieres comenzar a ahorrar en tus facturas?

Te llamamos y te explicamos cómo hacerlo GRATIS