Diferencias entre la energía renovable y la energía limpia

Diferencias entre la energía renovable y la energía limpia

Como expertos en energía y con base a un buen asesoramiento informativo, debemos asegurar que sí, hay una gran diferencia entre energía renovable y energía limpia o verde, como se empeñan en llamarla. Pese a la llamada publicitaria de los anuncios por parte de las distribuidoras y comercializadoras, ninguna de ellas realmente ni distribuye renovables ni mucho menos verdes al 100%. ¿Quieres saber el por qué?

Diferencia entre energía renovable y energía limpia

Para saber la diferencia entre energía renovable y energía limpia, debemos de examinar lo que significan cada una de ellas:

  • Energías renovables: son aquellas que provienen de los recursos naturales del planeta y no se agotan. Ejemplos de estas son la solar, la eólica, la geotérmica, etc. Cualquier tipo de energía que provenga de los recursos infinitos de nuestro planeta, podrá considerarse renovable.
  • Energía limpia: también llamada verde. Es aquella que no contribuye a dañar el medio ambiente. Esto implica que no emiten sustancias contaminantes ni cualquier acción que cause un impacto negativo en nuestros ecosistemas.

Si nos fijamos claramente en las definiciones, podemos asegurar que una energía considerada limpia o verde siempre es renovable, pero no todas las energías renovables son limpias. Al mismo tiempo, todo esto significa que no es posible que haya una energía limpia no renovable.

Diferencias entre energías limpias y contaminantes

Si nos atenemos a la definición anterior, la energía limpia es aquella que no causa ningún efecto dañino al medioambiente. De acuerdo a esto, es fácil poder diferenciar cuáles son los tipos de energía contaminantes y cuáles las limpias.

La energía solar es un ejemplo claro de energías no contaminantes, ya que no produce problemas al medio ambiente y además, proviene de un recurso infinito: Los rayos de sol. La energía nuclear, sin embargo, ni es finita y es altamente contaminante, ya que genera residuos que claramente dañan a nuestro planeta.

De acuerdo a todo esto, es fácil poder colegir cuáles son energías limpias y cuáles contaminantes. Ejemplos de las limpias son la solar, la geotérmica o la eólica. Y como contaminantes, tenemos la nuclear, la hidroeléctrica, el carbón o el petróleo.

El mito de que el 100% de la energía distribuida es verde

Es muy común que escuchemos en las campañas publicitarias de las compañías eléctricas que su energía distribuida es 100% verde. Y esto no es cierto en modo alguno, debido a que para empezar, la energía proveniente en las redes de distribución es mezclada en función de los consumos que se tengan.

Y esto es porque no hay canalizaciones específicas para los distintos tipos de energía que se distribuyen, tanto la energía generada en las centrales nucleares, como la consumida en los molinos de viento, se distribuyen por las mismas conducciones. Ni siquiera nos pueden aseverar que la energía que nos distribuyen son energías limpias y energías contaminantes o no.

De acuerdo a todo esto, es fácil entender las diferencias entre energía renovable y energía limpia, ya que una alude al agotamiento de los recursos naturales y la otra implica un respeto con el medio ambiente. Es importante entender estos dos conceptos porque a menudo están íntimamente ligados y eso no es así.

Artículos relacionados

¿Quieres comenzar a ahorrar en tus facturas?

Te llamamos y te explicamos cómo hacerlo GRATIS