Cómo ahorrar en la electricidad de tu hogar: Ahorra en la factura de la luz

ahorrarenlafacturadelaluz

¿Cómo ahorrar en electricidad sobre todo en los meses de invierno? Una pregunta que nos hemos hecho más de una vez, teniendo en cuenta que el precio de los suministros supone una carga importante en el presupuesto familiar.

No obstante, ahorrar en la factura de la luz tan solo requiere de saber interpretar el recibo y poner en marcha algunos consejos muy prácticos para ajustar la potencia y evitar el consumo en stand-by.

7 consejos para ahorrar en la factura de la luz

Como bien sabemos, la factura de la luz aumenta en verano por el uso del aire acondicionado o aparatos climatizadores, y en invierno, por los radiadores, estufas y calefactores. ¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

1. Ajustar la potencia eléctrica para ahorrar energía

Un concepto muy importante de la factura se destina a la potencia contratada. Cada 1,15 kW de potencia supone aproximadamente casi 50 euros al año. Por ese motivo, es fundamental conocer con detalle el contrato realizado para tener un mayor ahorro en la factura de la luz.

2. Uso eficiente de los electrodomésticos 

Saber qué electrodomésticos consumen más electricidad es un factor decisivo, ya que con este dato se puede hacer un consumo más inteligente en el ahorro de luz eléctrica. Por ejemplo, un frigorífico consume 662 kWh, sin duda alguna es el que mayor gasto genera.

No obstante, no solo es recomendable determinar el consumo que se realiza, sino también la potencia que necesitan y el tiempo que se utilizan.

3. Apostar por la discriminación horaria

Las tarifas de discriminación horaria son una gran ventaja para la mayoría de los hogares. Esta opción interesa si se es capaz de concentrar al menos el 30 % de la luz que se consume en el horario valle. Este periodo comprende desde las diez de la noche hasta las doce del mediodía en invierno, una hora más, en verano.

4. Apagar los aparatos en modo stand-by

Un gran número de personas cree que el consumo silencioso de un aparato sale mucho más caro. Por lo tanto, apagar todo lo que se queda en stand-by como la televisión, el ordenador o el equipo de música significa ahorrar un 10 %. Esto supondría un gasto de entre 32 y 58 euros al año sin consumir absolutamente nada.

5. Mejorar el aislamiento de la casa

Mejorar el aislamiento de las habitaciones es fundamental para impedir fugas, lo que se traduce en mayor ahorro. Se recomienda colocar burletes aislantes en las rendijas de las puertas y ventanas.

6. Utilizar las luces necesarias

Cabe destacar que el uso de bombillas de bajo rendimiento podría representar un ahorro del 80 %. Si además, nos acostumbramos a apagar las luces que no se necesitan, sobre todo las indirectas, notaremos una gran mejoría en la factura.

7. Uso responsable de las redes

El teletrabajo está en auge y las empresas de telecomunicaciones informan que el consumo de aplicaciones de videoconferencia ha crecido más del 100 %, así como el consumo online. Para garantizar la calidad del servicio y conectividad hay que hacer un uso inteligente de las redes porque los Data Center consumen bastante energía.

En resumen, ahorrar en electricidad es más sencillo de lo que creemos si adoptamos unos hábitos que permitan reducir considerablemente el gasto eléctrico.

Artículos relacionados

¿Quieres comenzar a ahorrar en tus facturas?

Te llamamos y te explicamos cómo hacerlo GRATIS