Certificado verde para empresas: ¿cómo conseguirlo y qué beneficios tiene?

Certificado verde para empresas

Si te fijas, es muy común ver la publicidad de las compañías eléctricas donde aluden a que su energía suministrada es verde. Pero ¿cómo sabemos si realmente esto es cierto? Para ello, se ha creado el certificado verde para empresas, donde se acredita un compromiso por la sostenibilidad del planeta. Y vamos a contarte por qué es importante todo esto.

Qué es un certificado de energía verde

Un certificado de energía verde, también llamado Garantía de Origen (GdO), es un sistema de certificación pensado para informar al consumidor del origen de la energía que consume.

En el caso del certificado verde para empresas, significa que al menos la mitad de la energía que se consume, proviene de fuentes renovables de energía. Este sistema se creó en el 2007 para poder informar al consumidor del tipo de energía que utiliza. De esta manera, todos podemos consecuentemente elegir el tipo de electricidad que queremos consumir y contratar.

Es la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) quien acredita este tipo de certificación a los productores de energía. Y este puede ser traspasado a las distribuidoras y a los consumidores finales, de tal forma, que el usuario final puede disponer de esta certificación para acreditar que, al menos, la mitad de la energía que consume es renovable.

Requisitos para obtener el certificado verde

Un GdO no deja de ser más que una especie de certificado ambiental acreditado electrónicamente donde se asegura que un número determinado de MWh ha sido producido a través de energías renovables en un periodo de tiempo concreto. Tanto las productoras de energía, como sus representantes, pueden solicitarlo a la CNMC.

Deben ser las productoras y no las comercializadoras quienes realicen la petición de este certificado de sostenibilidad ambiental. Para ello, deben estar inscritas en el registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica.

Además de todo esto, no pueden ser solicitadas con base a una futura generación de energía. Para poder expedir una GdO tienen que considerarse la cantidad de renovables que hay en los valores de energía neta declarados a la CNMC. Y tienen una validez de 1 año.

Cómo beneficia a una empresa

Un certificado verde sirve para demostrar que un negocio está basado en principios de preservación y cuidados con el medioambiente. Y concretamente, un certificado de energía verde para empresas implica tener un interés por emplear energías que no acaban con los recursos de nuestro planeta.

Algo tan sensible no pasa desapercibido estos días, ya que está demostrado que muchos usuarios prefieren los productos de empresas que se preocupan por no dañar el medioambiente. Por tanto, pueden beneficiarse de ventajas como:

  • Establecer clientes preocupados por el medio ambiente.
  • Aumentar la imagen de marca demostrando un compromiso ambiental.
  • Tener menos barreras internacionales.
  • Aumentan las posibilidades en los concursos públicos.
  • Una mejor adaptación a la legislación vigente.
  • Oportunidad de captación de nuevos clientes.

Un certificado verde para empresas no solo implica ayudar a nuestro ambiente, también denota una responsabilidad en el uso de sus recursos, aumentando considerablemente el prestigio y la imagen de una marca. Y es que preocuparse por usar energía renovable, es una de las mejores formas de poner nuestro granito de arena a la sostenibilidad de nuestro planeta.

Artículos relacionados

¿Quieres comenzar a ahorrar en tus facturas?

Te llamamos y te explicamos cómo hacerlo GRATIS