Cómo puedes dar de alta la luz en tu casa

Cómo puedes dar de alta la luz en tu casa

Seguro que a lo largo de tu vida alguna vez te vas a ver involucrado en solicitar un alta de luz. Tanto si construyes una casa, como si la compras. Como cualquier trámite suele dar un poco de miedo, deja que te digamos que es un procedimiento extremadamente simple. Vamos a contarte cómo hacerlo bien para que no tengas ningún problema al respecto.

Requisitos para dar de alta la luz en tu hogar

Para poner la luz en tu casa, deberás entregar a la compañía eléctrica que elijas, una serie de documentación en la que consten tus datos y las características de la instalación eléctrica que hayas puesto en tu hogar.

Cualquier compañía eléctrica te pedirá estos documentos para un contrato de luz:

  • Los datos del titular del contrato, en ellos será obligatorio el nombre, los apellidos y el DNI.
  • El CUPS o Código Universal del Punto de Suministro.
  • La potencia eléctrica que se haya instalado en la casa.
  • El boletín eléctrico, también llamado Certificado de Instalación Eléctrica.
  • La dirección exacta de la vivienda.
  • Los datos bancarios necesarios para la domiciliación de recibos.

Cómo dar de alta la luz en una casa

Realizar el alta de luz es un trámite muy simple una vez que se disponen de los documentos descritos anteriormente. Para conseguirla, es necesario que la instalación eléctrica de tu casa se haya hecho a través de una empresa instaladora autorizada o por un electricista autorizado. Y esto es necesario porque son los únicos que pueden firmar el boletín eléctrico.

De acuerdo a esto, podrás encontrarte con dos casos diferentes a la hora de saber cómo solicitar el alta de la luz:

  • La vivienda es nueva: Tendrás que contratar a los técnicos autorizados para que te realicen la instalación eléctrica.
  • La vivienda es de segunda mano: Lo normal es que anteriormente haya tenido un contrato de luz, por lo que se supone que la instalación eléctrica ya se certificó en su momento. En estos casos, puedes hacer una subrogación de contrato, modificando los datos del titular o solicitar una nueva alta de contrato de luz.

Una vez que sabemos que la instalación es correcta, lo único que hay que hacer es tramitarla con la distribuidora que hayas elegido. Y para ello, tendrás que ponerte en contacto con ellos, pudiendo realizarse telefónicamente o vía online.

Consejos para hacerlo correctamente

En realidad, conseguir que te den un alta de luz es un proceso bastante sencillo, siempre y cuando dispongas del boletín eléctrico correspondiente. Y esto es lo más importante, ya que si la instalación eléctrica está hecha por un electricista no autorizado, no se podrá legalizar la instalación.

Un recurso muy eficaz es contactar con expertos como Thunder Hunter, para que nos encarguemos nosotros de realizar todos estos trámites.

Otro de los posibles problemas que te puedes encontrar es en la subrogación de un contrato, en el caso de que adquieras una vivienda de segunda mano y ya haya tenido un contrato de luz anterior. En estos casos, realizar un cambio de titular es muy simple y no tiene ningún coste. Pero, debes cerciorarte de que no haya ninguna deuda pendiente, ya que si existe, tendrás que asumirla.

Y por último, como ya has visto que el trámite del alta de luz es muy fácil, presta especial atención a la potencia contratada y de usar una tarifa con discriminación horaria. Es la mejor forma para ahorrar en tus futuros recibos energéticos.

Artículos relacionados

¿Quieres comenzar a ahorrar en tus facturas?

Te llamamos y te explicamos cómo hacerlo GRATIS